Garra y corazón

Por la fecha 21, Central derrotó a Gimnasia 2 a 1 en un partido tremendo. El equipo de Montero perdía y tenía un hombre menos, pero demostró coraje para dar vuelta una historia muy complicada con goles de Camacho y Herrera. El uruguayo fue la figura y es el máximo goleador del equipo.

Herrera entró desde el banco y anotó el gol del triunfo.

Herrera entró desde el banco y anotó el gol del triunfo.

La hinchada de Central copó el Gigante y recibió al equipo con una fiesta increíble presentando una nueva bandera. Marco Ruben fue expulsado y Colman sufrió una lesión en la rodilla.

La visita encontró el gol al minuto y se cerró muy bien. A Central le costó encontrar juego asociado para generar situaciones claras en la primera parte.

En el complemento, el Conjunto Auriazul mejoró bastante y con mucha actitud se llevó por delante al adversario para darle vuelta el juego cuando quedaba poco tiempo. Los ingresos de Lovera, Herrera y Bordagaray fueron fundamentales para la levantada. Una victoria importante ante un rival durísimo que arrastraba 8 partidos invictos.

Central debe seguir trabajando, sobre todo en lo defensivo. Pero de a poco Montero le va dejando a su equipo el sello que pretende. Presión bien alta y ser vertical cuando recupera el balón. Además de la garra charrúa que es cada vez más notoria.

El objetivo es clasificar a la Sudamérica. Hoy solamente lo separan dos puntos de Talleres para alcanzar esa meta. El próximo rival es Aldosivi -otra vez en condición de local-.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS