Saluden a Papá

Otra vez y van… Por la segunda fecha del torneo, Rosario Central volvió a derrotar a los pechos en un Gigante que explotaba. Fue 2 a 0 con goles de Larrondo y Ruben, pero pudo haber haber marcado muchos goles más. Basta de llamarlo clásico, parece un chissssste.

Larrondo fue la figura y anotó el primer tanto del Canalla.

Larrondo fue la figura y anotó el primer tanto del Canalla.

La hinchada de Central armó un recibimiento fantástico estrenando muchísimas banderas.

En el PT, el Canalla estuvo impreciso y le costó encontrar juego para romper el mediocampo fresco, que ante el miedo a perder amontonó jugadores en posición defensiva.

12734134_10153851888193116_1365049306701984922_n

Para el complemento el Chacho Coudet hizo un cambio clave. Colman ingresó por Montoya y le cambió la cara al equipo. Con mucha paciencia, el Nuestro comenzó a manejar el balón y encontró los espacios para doblegar al rival.

A los 10, Fernandez (jugó un gran partido) desbordó por izquierda y mandó un buen centro para que Larrondo empuje al gol. A partir de allí, Central aplastó al adversario. Creo 10 situaciones claras de gol y pegó cuatro tiros en los palos coronando un ST perfecto.

En tiempo de descuento, Larrondo combinó con Colman, que filtró un pase quirúrgico para Ruben que la picó ante la salida de Unsain y le puso cifras definitiva al resultado.

El Gigante fue una fiesta!

El Gigante fue una fiesta!

Rosario Central ratificó su eterna paternidad ganando con mucha claridad. No le patearon al arco en los 90 minutos de juego y si hubiese estado más fino en los últimos metros era goleada.

Rosario tiene dueño, se llama Central!!!!

Compartí esta nota!

COMENTARIOS