Buscamos Clásico

Otra más y van… Rosario Central derrotó por 1 a 0 a los Pechos en el chiquero, ratificando su amplia paternidad y reduciendo al mínimo la palabra Clásico. El Gol: Marco Ruben.

El goleador volvió a aparecer para extinguir a los pingüinos.

El goleador volvió a aparecer para extinguir a los pingüinos.

El equipo del Chacho Coudet fue muy superior y ganó el partido con claridad en una cancha y ante un combinado que cuando ve la Auriazul entra en pánico.

Es la cuarta victoria consecutiva ante los Pechos, algo que jamás había ocurrido en la historia del partido lugareño . Esta vez de la mano del Chacho como entrenador, una pesadilla para los acomplejados del aliento.

Desde el arranque, Central se impuso en campo contrario, manejando el balón y sintiéndose muy cómodo en campo rival.

Por eso no tardaron en llegar las chances claras de gol en los pies de Alvarez, Jonás Aguirre y Delgado. Pero el Canalla no estuvo fino para plasmar en la red todo lo bueno que había hecho en el juego, en un reducto congelado atravesado por nerviosismo y miedo.

En el ST, el Canalla se retrasó unos metros en el campo, cedió pelota y geografía, con la idea de cortar y salir rápido aprovechando la lentitud de la defensa fresca.

De esa forma llegó el gol, con un pase quirúrgico de Nery dominguez a espaldas del coty Fernandez, que Ruben capitalizó definiendo al palo más lejano de un Ustari que estuvo toda la tarde desorientado. 1 a 0.

Luego del gol, el Nuestro controló el juego y solo sufrió en una jugada donde Caranta se resbaló. Además contó con muchísimas opciones para hacer más goles pero las despilfarró.

Llego el final y Rosario Central ganó nuevamente el partido de la ciudad. En una cancha totalmente friZada, Central se volvió a recibir de Abuelo. Llamémoslo de otra forma, clásico NO.

CENTRAL AGUANTA

Compartí esta nota!

COMENTARIOS