Cierre con Festejo

Por la última fecha del torneo de transición, Rosario Central derrotó a Banfield 3 a 2 en el Florencio Sola. El equipo dirigido por Hugo Galloni ganó merecidamente y a pesar de que tuvo un torneo muy pobre logró superar la barrera de los 20 puntos. La figura: Franco Niell.

Los pibes dieron una buena imagen en el Sur

Los pibes dieron una buena imagen en el Sur

Gran actuación del enano, que no fue titular pero anotó 2 goles y volvió a demostrar que es el jugador más importante de Rosario Central. La mala: Loncho Ferrari se rompió el tendón de Aquiles y estará por lo menos 4 meses fuera de las canchas.

El Canalla hacía casi 30 años que no lograba triunfar en ese reducto. La última vez había sido en la temporada 87/88 por 1 a 0 con gol de Fernando Lanzidei y en la formación titular estuvo Hugo Galloni. Nuevamente hubo una muy buena actuación de Franco Cervi que metió 2 asistencias. Además el colombiano Yeimar Andrade se afianza en la zaga central y cada vez se lo ve más firme en un plantel muy joven que presentó solamente a Caranta y Ferrari con más de 30 años.

Desde el comienzo se pudo observar muy bien las diferentes ideas de juegos de ambos conjuntos. Banfield con un claro 4-3-3 intentando siempre jugar y nunca revolear el balón. Central esperando unos metros más atrás pero siendo mucho más práctico y vertical a la hora de atacar. Por eso no fue sorpresa que a los 9 minutos, tras una gran cesión de Cervi para Lazo, el lateral devenido en volante interno, definiera muy bien y adelantara a Central 1 a 0.

El equipo de Matías Almeyda se suicidaba con errores defensivos demasiados amateur. Central estaba mejor parado y tuvo varios contragolpes mal manejados por la inexperiencia de Walter Acuña que podrían haber ampliado la ventaja. Faltando 5 para el final del PT el delantero sintió una molestia y fue remplazado por Franco Niell. La sensación que dejaron los primeros 45 minutos es que El Nuestro podría haber liquidado el partido.

En el amanecer del complemento, Donatti cometió una torpe falta dentro del área contra Noir y el árbitro debutante Argarañaz no dudo en sancionar penal. Salcedo lo cambio por gol y empardo el resultado. Central se olvidó de lo que había hecho en el PT y el Taladro era superior. A los 20, un tremendo disparo del ingresado Cazares puso en ventaja al local que parecía que se quedaba con el partido. Encima Ferrari se desplomó en campo propio y tuvo que ser remplazado por Salazar.

Pero cuando todo era cuesta arriba apareció un instinto de superación que hace muchos partidos no se le veía a este Central. A los 26, otro muy buen centro de Cervi aterrizó en la cabezo de Niell, el enano cabeceó como indica el manual, cambiándole el palo al arquero y puso el 2 a 2 que parecía definitivo. Pero en el segundo minuto de descuento otra vez Niell metió otra corajeada anticipando a Servio para darle la victoria a Central. La primera de Galloni al frente del primer equipo.

Este triunfo no tapa el pobrísimo campeonato que tuvo Rosario Central, pero por lo menos los puntos generan alivio pensando en el promedio de la próxima temporada. Además, de a poco se van afianzando varios juveniles en la primera del equipo.

Todo indica que el entrenador será el Chacho Coudet y es hora de que los dirigentes después de mucho tiempo le den prioridad a los refuerzos. Contratar por lo menos 4 jugadores de jerarquía, uno por línea. Para que el equipo pueda ser competitivo y potencie a los jóvenes. Sino, con el plantel que hay hoy en día, no hay dudas que Rosario Central va a tener muchísimos problemas para afrontar el torneo de 30 equipos.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS