Otra derrota de local

Rosario Central perdió 2 a 0 frente a Atlético Rafaela en el Gigante jugando un partido flojísimo. El equipo de Miguel Russo fue ampliamente superado por la crema y cayó con absoluta justicia. El Canalla no encuentra el rumbo futbolístico y se está acostumbrando a perder.

central_rafaela_2014_x2x_crop1414890785371.jpg_951387835

Es la octava derrota en el campeonato y junto a Olimpo es el equipo que más veces perdió. El Nuestro no arrancó mal el partido pero a partir del gol de Rafaela se derrumbó y ni siquiera tuvo ímpetu para buscar el empate. El nivel expuesto en todo el torneo hasta ahora es muy bajo (salvo frente a los pechos) y preocupa de cara al objetivo más importante del año que es la semifinal de la Copa Argentina.

En el arranque Central salió mejor predispuesto y pudo conseguir la ventaja con un disparo de Barrientos que se estrelló en el travesaño a los 2 minutos. El ex Lanus fue el único que demostró un poquito de claridad para jugar buscando el arco rival. A los 16, el propio Barrientos remató en el borde del área pero salió al medio del arco y Conde pudo controlarla sin problemas.

En el medio de ese primer cuarto de hora, a los 6 minutos, pudimos ver el ingreso de Berra desde el banco por Nery Dominguez que estaba infiltrado por una lesión en la zona intercostal. Además la extraña posición de Becker jugando de media punta, suelto detrás de Abreu. El juvenil de Los Quirquinchos no pudo gravitar en todo el partido y terminó siendo remplazado por Valencia.

A los 23, tras un córner de Eluchans, Musto perdió a Vittor y el zaguero de la visita metió un tremendo cabezazo de imposible resolución para Caranta.0-1 A partir de ese momento Central se desmoronó y nunca encontró los caminos para acercarse con peligro al arco del rival.

Lo que se observaba desde afuera es que el Canalla claramente estaba sufriendo el partido. La defensa de Central era un desconcierto tras otro y la Crema pudo haber aumentado el marcador. Montiel y Gonzalez fallaron ocasiones de gol. Otra vez los marcadores centrales (Berra-Donatti) tuvieron una noche para el olvido y con el correr de los partidos cada vez demuestran más fragililidad. El final del PT no pronosticaba que Central podía recuperarse fácilmente.

En el complemento la impotencia fue la bandera que se terminó levantando y Atlético Rafaela manejó el juego principalmente desde los pies de Adrian Bastia. El Polaco con 35 años se comió la cancha, le gano siempre a los mediocampistas Canallas y en el final convirtió el lapidario 0-2.

Central nunca tuvo capacidad de reacción y los ingresos de Valencia y Montoya no tuvieron la injerencia que buscó Russo. El conjunto Auriazul volvió a perder feo y cada vez esta más lejos de encontrar una identidad de juego.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS