Muy Irregular

Rosario Central volvió a tener una actuación flojísima y fue derrotado con Independiente en Avellaneda por 2 a 0. El equipo de Russo repitió el bajo nivel demostrado en el Monumental y en la Bombonera. El resultado no fue más abultado por el buen trabajo de Caranta que sacó varias pelotas de gol. El árbitro Patricio Loustau no cobró un claro penal a Jonás Aguirre.

Mira-fotos-Independiente-Central_OLEIMA20140927_0182_8

Nuevamente el Canalla estuvo lejísimo de estar a la altura del partido disputado en el Libertadores de América. Otra vez salió a pararse demasiado atrás, cediéndole terreno y pelota al equipo de Almirón, que con el buen juego de sus volantes (especialmente de Mancuello) llenó de situaciones claras de gol el arco de Caranta. Central fue superado de principio a fin en el juego y le costó horrores cruzar la mitad de cancha. Ni siquiera pudo levantar la cabeza cuando el Rojo se quedó con un hombre menos faltando 25 minutos para el final.

En el arranque el Canalla tuvo el único tiro al arco en todo el PT. Tras una buena jugada de Becker, Jonas remató entrando al área y la pelota rozó el travesaño. Pero fue solo un avance en 45 minutos, porque Independiente comenzó a manejar el balón en nuestro campo y de a poco empezaron a llegar las ocasiones de gol para el local.

A los 14, Riaño giró en la nariz de Acevedo (de mal partido) y Caranta la mandó al córner. El Nuestro estaba muy replegado, ver a Niell al lado de Nery Dominguez con todo el equipo lejísimo de Valencia daba un panorama de lo superado que estábamos siendo tácticamente. A los 18min, tras una gran habilitación de Montenegro, nuevamente Caranta apareció ante Breintembruch. Era un monologo del Rojo: a los 25, Pizzini entró al área y su disparo se fue cerca del palo. Cerca del final de la primera parte, otra vez apareció el arquero Auriazul para ahogarle el gol a Riaño tras un centro de Mancuello. La sensación que dejó el PT era que el CAI no estaba ganando por impericia de sus delanteros y la gran labor de Caranta.

Para el ST, Miguel Russo hizo ingresar a Acuña y a Encina por Valencia y Becker respectivamente, intentando oxigenar la ofensiva. Pero nada de esto ocurrió. A los 5, Mancuello se filtró entre Nery y Musto sacando una bomba tremenda para poner el 1 a 0. Era un concierto futbolístico del local que se lucia tocando la pelota y buscando el espacio con tranquilidad. Había tanta confianza, que Mancuello se dio el lujo de patear 3 córners olímpicos seguidos donde Caranta volvió a responder muy atento.

A los 16, el juego pudo haber cambiado si Loustau hubiese cobrado el claro penal de Figal a Jonás Aguirre. Pero el juez vio tiro libre y en esa jugada se fue expulsado el defensor del Rojo. Central no mostró capacidad de reacción ni siquiera con un hombre más. Tuvo algunas aproximaciones y una sola jugada clara que Niell mando por arriba el travesaño en el punto del penal tras centro de Acuña. El local se protegió con la pelota y sobre el final liquidó el cotejo con un golazo de Jesús Mendez.

Rosario Central volvió a perder pero sin dudas lo más preocupante fue la flojísima puesta en escena de todo el equipo. Con una endeblez llamativa a la hora de recuperar la pelota. El equipo de Miguel Russo fue un espectador de lujo durante los 90 minutos en la tarde de Avellaneda.

Si bien el equipo venía de jugar el miércoles, no pareció que el problema haya sido por el desgaste físico. Habrá que seguir trabajando pensando principalmente en sostener un nivel aceptable en el resto de los partidos del calendario.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS