Volvió al triunfo

Rosario Central consiguió una importantísima victoria por 3 a 1 frente a Arsenal en el Gigante principalmente para recuperarse anímicamente. El conjunto de Miguel Russo tuvo un flojo primer tiempo y perdía 1 a 0. Pero con actitud y el empuje de la hinchada pudo darlo vuelta para terminar ganando tras 4 partidos. La figura: José Valencia. El colombiano marcó 2 tantos claves para conseguir el triunfo y fue el jugador más determinante de toda la tarde.

1506690_768638116535546_5649488722639697550_n

Central no arranco bien la tarde. Sin dudas el Canalla sintió el cimbronazo de lo que fue la eliminación de la Sudamérica y prácticamente regaló la primera etapa. Otra vez los marcadores centrales volvieron a tener un bajo rendimiento y Russo tendrá que recuperar el nivel de Donatti cuanto antes para que vuelva a ser titular.

El nuestro recibió goles en todos los partidos que jugó desde que comenzó este semestre y la DEFENSA no encuentra el funcionamiento adecuado. Además, sin tener responsabilidad en el gol, Caranta no tuvo una buena actuación y en los últimos partidos le cuesta transmitir la seguridad a la que nos tiene acostumbrados.

Los primeros minutos fueron realmente aburridos. El equipo de Martin Palermo esperaba e intentaba algún contragolpe. Pero rápidamente en el minuto 6, tras un choque entre Berra y Acevedo que le dejaron la pelota servida a Zelaya, su remate lo detuvo Caranta pero en el rebote el tucumano la empujó al gol para adelantar a los del Viaducto.

A Central le costaba generar situaciones claras. Lo mejor del Canalla era cuando la pelota pasaba por Becker, precisamente de sus pies salió una asistencia para el colombiano Valencia que remató alto. Sobre el final del PT nuevamente el pibe de Los Quirquinchos pateó un tiro libre que devolvió el travesaño.

En el arranque del complemento otra vez lo tuvo Zelaya para marcar el segundo para la visita, pero el ex canalla falló y a partir de ahí Central tuvo otra actitud para afrontar el resto del partido. A los 15 minutos ingresó Abreu por Medina y el uruguayo se ubicó como centro delantero dejando por afuera a Valencia.

A raíz de esa modificación el Canalla con mucha más actitud que futbol empezó a llevarse por delante al Arse y lo arrinconó contra el arco de Andrada. Valencia tenía mucha más movilidad y Abreu bajaba todo lo que le tiraban. Justamente de su cabeza le cedió la pelota al trencito dentro del área y tras una chilena fallida, la bocha le quedó a Musto para dejar el marcador en parda: 1 a 1

El colombiano estaba intratable y armó una jugada por derecha mandando un centro perfecto, pero el cabezazo de Abreu reventó el travesaño. A esta altura Central era mucho más y merecía la victoria. Hasta que a los 30min, Becker desparramó a Curbelo y le dio una gran asistencia a Valencia que definió de primera y anotó el 2 a 1 para que explote el Gigante.

Central ganaba y ya nada iba a hacer que se le escape el partido porque necesitaba los 3 puntos imperiosamente para cortar esta “mini” mala racha. Faltando 5 para el final, llegó la sutileza de Valencia que definió notablemten sobre la salida de Andrada para sellar el 3 a 1.

Rosario Central consiguió un triunfo terapéutico, que le sirve para recuperarse de los 7 goles que había sufrido en 5 días y más que nada del cachetazo que le propinó Boca en la Bombonera. El equipo Auriazul tendrá que seguir trabajando y sobre todo corregir errores defensivos.

Un capítulo aparte para la gente de Central, que llenó la cancha y empujó al equipo con el aliento para conseguir la victoria. Se viene Tigre el miércoles en Córdoba por Copa Argentina. Y el públio Auriazul tendrá la posiblidad de acompañar y armar la fiesta como acostumbra hacer la hinchada de Central.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS