Paso en falso

Rosario Central volvió a jugar mal y perdió 1 a 0 frente a Godoy Cruz en el Gigante. El Canalla siempre estuvo incómodo en el partido y no logró encontrar el funcionamiento adecuado. Hubo puntos bajos en la defensa y Abreu se fue expulsado antes que termine el primer tiempo.

galeriaFAM_5724

Central no logra dar ese paso para delante que todos esperamos. Ese salto de calidad que le permita ser un equipo serio que aspire a conseguir objetivos importantes. Al equipo de Miguel Russo como viene sucediéndole desde la temporada anterior, le cuesta muchísimo generar juego.

A esto hay que sumarle la mala labor que tuvo nuestra dupla central de la defensa y sobre todo que este equipo no tiene carrileros. Ni por derecha ni por izquierda. Tanto Acuña (que por momentos jugó de delantero) como Becker, no pudieron gravitar y en ningún momento supimos de qué jugaban. Todo esto hizo que termináramos perdiendo frente a un Tomba livianito que venía de ser vapuleado frente a River en Mendoza.

Desde el arranque vimos a un Central que salió a ganar el partido. Jugando en campo rival pero con poca profundidad en los últimos metros. Abusando muchísimo del pelotazo a Abreu que mientras estuvo en cancha perdió mucho más de lo que ganó. Lo mejor del canalla era cuando la pelota pasaba por los pies de Barrientos, pero fueron solo aproximaciones .Ya que todos los jugadores del ataque Auriazul aportaron casi nada.

Godoy Cruz esperaba y salía de contra. Tuvo su chanche en el minuto 21 del PT, cuando Velazquez la mandó por arriba luego de enganchar en las narices de Donatti. Pero el partido era chato y parejo. Sobre el final del PT a los 41, Abreu saltó con el codo demasiado arriba y Rapallini no dudó en expulsarlo.

El arranque del complemento amaneció con la tarjeta roja de Jerez Silva. Central estaba en partido nuevamente. A partir de allì se hizo todo mas difícil y 10 contra 10 el equipo de Carlos Mayor nos generó situaciones de gol. Primero la sacó Delgado en la línea, tras un disparo de Juan Garro. A los 22 del ST llegó el gol de Ramirez cabeceando solo en la cara de Berra y entre toda la defensa canalla.

Central era un manojo de voluntad tirado en la cancha y no tuvo capacidad de reacción. Russo mandó al campo a Valencia y J.Aguirre faltando 15 para el final, pero solo tuvimos una sola situación que Moyano le tapo al colambiano tras un pase de Barrientos.

Rosario Central volvió a cometer viejos errores y se quedó sin nada. El equipo no encuentra el rumbo futbolístico y debe reponerse rápidamente de cara la seguidilla de partidos que se le viene.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS