Comunicado tras los problemas en el viaje a Córdoba

El sábado 26 de julio nos dispusimos a acompañar una vez mas al club más importante del interior de la Argentina, y obviamente, íbamos a ser una banda. Ya sabíamos que íbamos a una provincia de mierda, que siempre nos fue hostil.

10351518_10152991829518066_1652722481484939665_n

Por acomplejados, por resentidos, por virgos, por doble camisetas. Vaya uno a saber por cuál de todos estos ítems, esta gente nos tiene tanto rencor. Cerca de 10 mil enfermos iban a copar esa ciudad, y lo único que se les ocurrió a esos infradotados con uniforme, fue tratar de hacernos la vida imposible para llegar.

Nos retuvieron cerca de 4 horas en la ruta, revisando uno por uno a cada pasajero de todos los colectivos, como si fuésemos delincuentes. Haciendo uso de un prejuicio irracional y poniéndonos a todos en la misma bolsa. Sin discriminar.

Veíamos cómo enviaban de vuelta a Rosario un colectivo de los chicos del Crazy, solamente porque a un policía le pareció que un hincha de Central lo miraba mal. A un colectivo entero. 60 personas que habían pagado su pasaje para alentar a Central.

Todas las mentiras y versos que se dicen sobre que encontraban droga son puras mentiras. No encontraron nada. No decimos que somos todos los hinchas santos de devoción, pero cada uno hace con su vida lo que quiere. Esto no es la escuela. Acá no nos venimos a educar ni a ser mejores personas. Ni nosotros somos expertos pedagogos que tenemos la obligación de enseñar valores. Somos Hinchas de Central, e íbamos a la cancha a Alentar a la Kademia. Nada más.

Lo más indignante y como para rematar la jornada fue que, ya con 4 colectivos enviados de nuevo a Rosario sin motivos justos, éstos neandertales con chapa, pararon a un bondi de nuestra Agrupación porque “un pasajero había asomado la cabeza por la ventana”. Todo esto ya en la ciudad de córdoba.

Ésta es la violencia en el fútbol. Ésta es la rabia que generan los que ostentan el poder y hacen uso y abuso de la autoridad. Obviamente que a esos botones les deseamos lo peor, porque sin el uniforme no aguantan nada.

Y hablamos como hablamos porque estamos rotos las pelotas de que como ciudadanos de rosario, como argentinos y como humanos, nos tengamos que comer semejantes forreadas por parte de las autoridades, y que nadie salte. Porque todos ya saben que contra las demás hinchadas nunca perdemos. Cobran todas.

La violencia la generan todos los que nos dejan tirados. Dirigentes municipales, provinciales y nacionales. Todos son culpables de lo que se genera.

Pedimos disculpas a todos los hinchas que tuvieron inconvenientes en el traslado a Córdoba o que directamente no pudieron llegar al estadio gracias al accionar de la policia cordabesa. La situación excedió a todos los organizadores de los colectivos, y no fue responsabilidad de los grupos o agrupación que sacan los micros.

Y para la policía local, todo esto que decimos, lo multiplicamos. Son el doble de mierdas.
Todos ustedes se pueden ir a la recalcada concha de sus madres.

¡Vamo’ Central!

Agrupación Carnaval Auriazul
El Pueblo es hincha de Central

Compartí esta nota!