La mentira siempre fue tu idioma

En el día de ayer un minúsculo grupo de simpatizantes de un club de nombre inglés se mostraban algo entusiastas con la idea de festejar un empate de hace 40 años. Sí, el resultado fue empate. Es raro, pero el partido a su criterio más importante frente a su papá fue un empate.

Rosario Central campeón 1971

Rosario Central campeón 1971

Para cuando ese partido se llevo a cabo el 2 de Junio de 1974, Rosario Central ya contaba con dos campeonatos nacionales.

El primero de ellos en 1971, luego de haber eliminado al equipo inglés en cancha neutral, en River, con la famosa Palomita de Aldo Pedro Poy. Gol que se empezó a festejar a partir de ese mismo año, todos los años y cada día con más fuerza. No 20 años después como aquellos que jamás conocieron siquiera su propia historia. Pero volvamos al tema.

Luego de ese partido, apenas tres días después, nuestro primer equipo enfrentó a San Lorenzo de Almagro en la cancha del Sr. del “Té a las five o clock”.

recorte-rosariocentral

Cuando todo Rosario fue Central

Ese día toda la cubetera fue para nosotros. Ese día todo Rosario estaba expectante que por primera vez en la historia Rosario tuviera un campeón. Y así fue. Central salió campeón, obtuvo su primer estrella en la cancha de su clásico rival. Sí sí, nos prestaron su propia cancha para que salgamos campeones, y ni a la entrada ni a la salida fueron a impedirlo. Dimos la vuelta olímpica, entramos y salimos de su casa como lo hace cualquier Papá en el monoambiente de su hijo soltero. Sin aparecer por el lugar, lo escucharon por radio desde sus casas.

Así fue amigos, dimos la vuelta en su cancha, pero típico de ellos, nada pudo ser en su cara, por que fiel a su estilo cobarde, no aparecieron siquiera para tratar de impedirlo.

Luego llegaría la otra estrella canalla en 1973.

Pero retomando aquel día de 1974, debemos decir que Rosario Central llegaba a ese partido con muchísimas bajas. Sin 6 de sus jugadores titulares que estaban de gira con la Selección Nacional de Cesar Luis Menotti. Y fue así, que el partido terminó empatado, y en cierto punto les regalamos el campeonato a los pechos.
Pero hay que contextualizar ese partido. Para esa época, el rival no era el rival de hoy.

Imaginense que ya cargabamos con dos títulos, y con la paternidad vigente (como siempre fue), al punto que en un año se había jugado tres clásicos con plantel completo de ambas partes, y adivinen. Sí, los tres partidos los ganó Central, incluido el de la Copa en 1975 para eliminarlos (tal cual sucedió a lo largo de toda la historia).

Cualquiera que vivió aquellos tiempos podrá confirmar que el pensamiento de esa época era, “y bueno si no salimos nosotros, de última que no salgan los porteños y que salgan ellos”. Por que en verdad no eran nada, en aquel contexto repetimos era hasta “no tan malo”. Claramente, hoy es impensado, pero los sucesos históricos se analizan en el momento y el contexto en el que se producen. No, 20, 30, o 40 años después.

Es decir, es cierto que hubo un empate que devino en el primer campeonato chope, pero analizar la historia hoy sin tener presente los antecedentes o la mentalidad de esa época es propio de un mentiroso.

recorte-rosariocentral02

Rosario no durmió porque festejó Central

Mentiroso, como aquel que quiere imponer 30 años después un video extraño editado o fotos trucadas para demostrar algo que hasta los propios protagonistas de su club han desmentido repetidas veces. Ya habrán visto los famosos videos de Santiago “Cucurucho” Santamaría o Rodolfo Montes admitiendo que no pudieron dar la vuelta, y que cuando su equipo hace el 2-1 su parcialidad estaba a un kilómetro de la cancha, y recién ahí empezó a volver al estadio.

Lo cierto es que no hubo vuelta, la hinchada de Central entró al campo de juego y lo impidió por la fuerza. Como bien lo afirman Santamaría y Montes, el goleador y el técnico del equipo inglés en aquel partido, y las crónicas de todos los medios escritos de aquel momento.

Como dato anécdotico vale recordar que la primera vez que los simpatizantes ingleses festejaron este empate fue en el año 96, justamente cuando se acordaron de quien era Zanabria al llegar este como técnico al club. O sea, recordaron (y se enteraron) ese partido recién 22 años después.

Para sumar a la anécdota, Mario Nicasio Zanabria fue técnico de Boca el 15 de Junio de 1986 en aquel recordado partido en que tras la derrota los simpatizantes del inglés rompieron los carnets, y acusaron a sus máximos ídolos (entre ellos a Martino cantandole “brombombon…andate Tata sos canallón”) de haber ido para atrás. Y sí, Zanabria fue el técnico que admitiera años después que permitió que Claudio Scalise pudiera dar la vuelta olímpica con la camiseta de Central, ante el aplauso frío del resto de la cancha.

Entonces, concluyendo aquel 2 de Junio de 1974 no pasó lo mismo que el 22 de Diciembre de 1971 (tres años antes), donde sí nuestra hinchada dio la vuelta en la cancha fresca luego de vencer a San Lorenzo de Almagro, sin oposición alguna antes, durante y después del partido, ya sea dentro o fuera de la cubetera. ¿Ustedes se imaginan darle la cancha al club inglés para que de la vuelta? ¿Y encima poder darla? Ellos lo hicieron realidad. Eternamente agradecidos hijos.

Es muy difícil volver del ridículo. Y me imagino que más aún, luego de un año en el cual te rompimos el ojete dos veces, y en una NOBiniste para que no te lo rompiéramos amistosamente. Jodido de soportar.

Repetimos, la historia se analiza necesariamente contextualizando el momento y la mentalidad de la época. Y es de ese modo como quedan expuestas las mentiras de la parcialidad inglesa, a fin de sacarse de encima (o de adentro) tantos años de frustración en saberse menos en todo.

No hay forma de explicar LA PATERNIDAD MÁS ANTIGUA DEL FÚTBOL ARGENTINO.

No se puede, no tiene explicación como un club puede estar por encima de otro en los “mano a mano” durante más de 7 décadas, sin que eso pueda revertirse.

Pasó, pasa, pasará.

PECHO FRIO: TODAS TUS GENERACIONES SON HIJOS NUESTROS.
HIJO MÍO MORIRÁS..!!

Compartí esta nota!