Aferrado al punto

Rosario Central jugó un partido muy discreto y terminó empatando 0 a 0 frente a Racing en el cilindro de Avellaneda. El punto conseguido es clave para mantenerse en la zona de clasificación a la Copa Sudamericana. El equipo de Miguel Russo tuvo una producción futbolística bajísima y sufrió contra un deslucido Racing. La figura: Mauricio Caranta. El arquero apareció en momentos importantes con intervenciones impecables para mantener el arco canalla invicto nuevamente.

10169235_704904079575617_676275550504076532_n

Central volvió a mostrar la versión de los últimos partidos. El equipo en ningún momento pudo encontrar ni siquiera una pequeña dosis de futbol. Más allá de que nuestro entrenador intentó darle otra intensidad al mediocampo con el ingreso del juvenil Jonás Aguirre por Nery Dominguez y cambiar de posición a Carrizo para jugar como una especie de enganche retrasado. A pesar de que Jonás cumplió, demostrando mucha dinámica por su carril, desbordando con criterio, Mendez y Carrizo están desconocidos y le cuesta dar un pase correcto. Eso el equipo lo sufre cada vez y se ve claramente en el campo de juego.

El conjunto de Fabio Radaelli (es interino y remplazó a Reinaldo Carlos Merlo) que se encuentra decimo séptimo en la tabla con 17 unidades y fue insultado durante todo el partido por su gente, nos creo situaciones de gol muy claras que si no hubiese sido por Caranta, otra era la historia.

En el comienzo del partido el canalla salió decidido a atacar y dominó el juego, pero no pudo arrimarse con claridad al arco rival. Pero Racing tuvo su chance: A los 5 Caranta respondió bien antes Roger Martinez, tras una pelota perdida en el borde del área por Tomas Berra, el joven marcador Central tuvo un mal partido y no transmitió la seguridad de siempre. El encuentro era muy mal jugado por parte de ambos conjuntos mientras la hinchada local cantaba en contra de sus jugadores y dirigentes.

A los 35 apareció la única ocasión de gol para Central en el encuentro, Niell le bajó una gran pelota a Castillejos, el centro delantero pateó cruzado pero Saja respondió muy bien mandándola al corner. Antes del cierre de la primera parte el local estuvo cerca de marcar con un cabezazo de Martinez que salió a centímetros del palo. El primer tiempo dejó la sensación de que Central no había terminado bien.

El complemento arranco con un Racing que con mucha màs voluntad que futbòl, salió a empujar a Central para conseguir la ventaja. Hauche tuvo 2 claras de gol antes de los 10, una se le fue desviada y la otra la contuvo Mauricio Caranta con mucho oficio. Cuando los de Avellaneda iban para adelante dejaban espacios a sus espaldas, algo que Carrizo ni Medina pudieron capitalizar en contragolpes por haber fallado el pase final.

Promediando la segunda parte, Haued tuvo un tiro libre que se fue cerca del arco canalla. Central se retraso y solo esperaba que corrieran los minutos, incluso Russo demostró el conformismo por el punto haciendo ingresar a Nery Dominguez para reforzar la contención .Faltando 15 para el final, pudimos ver una tremenda tapada de Caranta tras un cabezazo de Garcìa para mantener a Central con vida en el partido. En el epilogo del juego otra vez el arquero canalla le ahogó el gol a Vietto agigantando su figura. El partido demostró que si hubiese habido un ganador tendría que haber sido el Blanquiceleste.

El punto obtenido en Avellaneda acerca al equipo a la Copa Sudamericana, pero la puesta en escena de Central estuvo lejos de ser aceptable. Con el correr de los partidos el equipo mira con desprecio la posesión de la pelota y sin dudas no tiene una identidad futbolística.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS