Punto y aparte

En un partido disputado, trabado y muy parejo, Rosario Central igualó en cero frente a Belgrano. El canalla demostró carácter, pero nunca encontró el juego necesario para ganarlo. Los más destacados fueron Berra, Donatti y el melli García. La gente desató una fiesta impresionante por el gran triunfo de la semana pasada en el chiquero.

vsbelgrano

Central enfrentó a un equipo durísimo instalado hace varios años en primera división. A pesar de que no ha sumado mucho en este torneo, el conjunto del Ruso Zielinski está aceitado y sabe perfectamente a lo que juega. Por eso desde el arranque al equipo auriazul se le complicó y le costó mucho encontrar los caminos para generar juego.

Desde el comienzo el pirata lo asfixiaba con presión alta. Mendez y Nery Dominguez eran bloqueados por los volantes de Belgrano y no hacían pie en el centro del campo. A los 3 minutos, Farré exigió al melli Garcia, que remplazaba al suspendido Caranta y hacía más de un torneo que no atajaba. Central no tenía espacios para jugar. Apostaba al pelotazo a Abreu que perdía más de lo que ganaba con Aveldaño.

Promediando la mitad de la primera etapa pudimos acomodarnos mejor en cancha. Inteligentemente Abreu se fue a bajar el pelotazo en el sector de Llolo, el otro zaguero pirata. Ahí, el Loco empezó a ganar en el juego aéreo y de ahí aparecieron las mejores chances canallas. A los 23 minutos Barrios manoteó al uruguayo haciéndole un claro penal que ignoro el árbitro Diego Abal, la jugada próspero y Carrizo cabeceo ancho. En el cierre del primer tiempo nuevamente Abreu volvió a ganar en lo alto para dejar a Niell mano a mano con Olave. El remate cruzado del enano se fue cerca del palo derecho.

En el complemento Central arrancó decidido a acorralar a Belgrano. Nos paramos en campo rival. Con el empuje de nuestra gente y la convicción del equipo pudimos haber sacado la ventaja. Pero Olave le ahogó el gol a Medina tras una gran jugada que armó el propio Chuky por derecha. Sin mucha claridad, Central llenó de centros el área rival y Franco Niell nuevamente tuvo 2 cabezazos que se fueron desviados.

El aluvión canalla pasó. Belgrano logró salir del asedio y tuvo sus ocasiones. De un lateral el picante Pereyra inventó una chilena que García sacó abajo contra el poste derecho. El arquero auriazul estuvo en gran nivel y demostró que está intacto para cuando se lo necesite. En la última del encuentro casi lo perdemos. La única jugada que estuvimos mal parados Marquez reventó el palo. El partido se fue con la sensación de que el empate fue justo.

Para destacar es la gran labor de la dupla central de la defensa canalla. Cada vez que se los exigió respondieron bien y es notorio un crecimiento partido a partido. Además el equipo en general se lo ve sólido y trabajado.

Un párrafo aparte para nosotros, los hinchas. La gente de Central copó el gigante una vez más. Volvió a demostrar que es la hinchada más grande de la argentina y armó un recibimiento para el equipo realmente conmovedor.

Compartí esta nota!

COMENTARIOS